Extensión de la protección social en el contexto de las polticas de formalización

Justificación

Desde la fundación de la OIT en el año 1919, la seguridad social ha sido un elemento fundamental del mandato de la Organización y, por consiguiente, uno de sus ámbitos principales de actividad normativa. A pesar del reconocimiento universal de que la seguridad social es un derecho humano fundamental y un componente esencial del desarrollo económico y social, la mayor parte de la población mundial no recibe ningún tipo de protección. La Declaración sobre Justicia Social para una Globalización Equitativa adoptada por la Conferencia Internacional del Trabajo en junio de 2008 define como acción fundamental la ampliación de la seguridad social a todas las personas, incluidas medidas para proporcionar ingresos básicos a quienes necesiten esa protección, y la adaptación de su alcance y cobertura para responder a las nuevas necesidades e incertidumbres generadas por la rapidez de los cambios tecnológicos, sociales, demográficos y económicos.

En la última década, los países de América Latina y el Caribe experimentaron avances significativos en la cobertura de la protección social. Sin embargo, persisten importantes brechas y una gran heterogeneidad regional en términos del nivel de las prestaciones y la extensión de la cobertura poblacional, el gasto público en seguridad social y el desempeño de los sistemas. Aparte de las restricciones en el espacio fiscal y de los problemas vinculados con la fragmentación, estratificación y falta de articulación y coordinación de los programas e instituciones del sector, existen sectores excluidos de la seguridad social con muy baja cobertura, como es el caso de los trabajadores de la microempresa, los trabajadores independientes, los trabajadores rurales, migrantes y las trabajadoras domésticas, entre otros.

La ampliación de la cobertura de ciertas poblaciones de “difícil cobertura” permitiría impactar en la reducción de las brechas de género y raza o etnia. La extensión de la cobertura de la seguridad social es un tema altamente complejo, que requiere del fortalecimiento de las capacidades de los gobiernos y los actores sociales vinculados con el tema. El estudio, análisis e intercambio de experiencias a nivel internacional constituye una tarea importante para lograr dicho objetivo.

Con este curso se busca destacar la importancia de replantear a la migración internacional laboral desde la perspectiva de los derechos humanos que considere a los trabajadores y sus familias, independientemente de su estatus migratorio, como sujetos de derecho y como un activo para el desarrollo social y económico. En este sentido, es necesario el desarrollo de sistemas integrales para la seguridad social que se adapten a los nuevos desafíos que plantea la migración de la fuerza laboral.

Información general

Objetivo general

El objetivo general de este curso consiste en fortalecer las capacidades de diagnóstico, análisis y definición de políticas y programas para la extensión de la cobertura de la seguridad social y su vinculación con las políticas de formalización del empleo y de la economía informal

Objetivos específicos

  • Comprender el entorno regional, en términos de la evolución de los mercados laborales, las políticas de formalización y la extensión de la protección social
  • Revisar y discutir las políticas de formalización y sus vinculaciones con la extensión de la seguridad social
  • Revisar aspectos conceptuales y prácticos de la extensión de la seguridad social a los grupos de difícil cobertura: microempresas, trabajadores independientes, trabajo doméstico, poblaciones rurales y migrantes, entre otros
  • Analizar y discutir algunas experiencias nacionales exitosas relativas a la extensión de la seguridad social a grupos de difícil cobertura

Ejes temáticos

  • Avances recientes y desafíos de los sistemas de protección social en ALC: evolución de los mercados laborales, las políticas de formalización y los pisos de protección social
  • Las políticas de formalización en América Latina y el Caribe. El papel de los instrumentos normativos de la OIT: el Convenio 102 y las Recomendaciones 202 y 204.
  • Estrategias y buenas prácticas para la extensión de la seguridad social a los trabajadores asalariados y a los grupos de difícil cobertura: trabajadores independientes, trabajo doméstico, poblaciones rurales y migrantes. Y su análisis en el contexto de las políticas de formalización.
  • El papel del tripartismo y del diálogo social en la extensión de la protección social. Buenas prácticas en América Latina y el Caribe.
  • Género y protección social: las mujeres como beneficiarias de los programas de protección social.

PERFIL DEL CANDIDATO

Este programa está especialmente dirigido a:

  • Representantes de los interlocutores sociales implicados en los sistemas de protección social en América Latina.
  • Funcionarias/os de Ministerios, Secretarías y/o Instituciones Gubernamentales responsables del diseño, aplicación y seguimiento de las políticas públicas de salud y protección social.
  • Funcionarias/os de Ministerios, Secretarías y/o Instituciones con competencias específicas en materia de seguridad social.
  • Miembros de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs).
  • Funcionarios de organizaciones internacionales.
  • Profesionales, asesores y demás personas relacionadas con los temas objeto del presente programa.