Seguro de pensiones

Justificación

De los ingresos generales que toda persona recibe, ésta mantiene un nivel de vida para sí mismo y en ocasiones su familia, por lo que si llegara a sufrir algún percance que le impida de manera indefinida seguir laborando (discapacidad o muerte), él y su familia podrían verse en medio de dificultades económicas debido a la reducción de ingresos que se originaría.

De igual forma, es indudable que toda persona pierde sus capacidades físicas y mentales por el paso del tiempo, lo cual le impide continuar laborando a partir de cierta edad, trayendo consigo una disminución de su nivel de ingresos y consecuentemente un desplome en su calidad de vida.

Frente a la contingencia en que se convierte la vejez y las que serían el fallecimiento o discapacidad de la persona, es necesario que la seguridad social brinde protección a los sectores de la población que queden desamparados, ofreciéndoles entre otros beneficios, una cantidad de dinero en sustitución de los ingresos que recibían habitualmente. Dicho componente de la protección recibe el nombre de pensión y mientras para las personas se convierte en un beneficio, para las instituciones de seguridad social toma la forma de obligación pagadera de forma vitalicia y en ocasiones aún después de la muerte de quien originó el beneficio.

Así, las pensiones se convierten simultáneamente en un beneficio y obligación a largo plazo, cuyo otorgamiento es sólo una parte de un complejo sistema en el que se ven envueltos muchos factores como los económico-financieros, jurídicos o demográficos, los cuales de no ser tratados de manera adecuada, se convierten en un problema de gran magnitud que puede poner en peligro el equilibrio financiero de las instituciones, tanto en el corto como mediano y largo plazos.

Este equilibrio es justamente el que se ha perdido en las últimas décadas en Iberoamérica y en otras partes del mundo, lo que ha llevado a la implementación de reformas en los diferentes sistemas de pensiones, algunas funcionales y otras cuestionables, incrementando así la intensidad de los debates sobre la dirección a la que deben orientarse las reformas.

A pesar de ello, no existe un sistema único eficiente para brindar esta clase de beneficios, por lo que el Diplomado brindará las herramientas suficientes a los participantes para que éstos sean capaces de formarse un criterio propio, tomando en cuenta que, sea cual sea la ruta que se decida tomar, ésta debe cumplir con principios fundamentales para que se otorguen beneficios suficientes a todos los sectores de la población.

Información general

Objetivo general

Analizar las características de los beneficios de largo plazo de riesgos profesionales, de invalidez, vejez, cesantía y muerte.

Objetivos específicos

Analizar las características de los seguros de pensiones de riesgos profesionales, de invalidez, vejez, cesantía y muerte, así como de carga familiar.

Ejes temáticos

  • Evolución histórica de la seguridad social.
  • Instrumentos de la seguridad social y sus beneficios de largo plazo.
  • Las pensiones y su clasificación como beneficios de largo plazo para la seguridad social.
  • Factores demográficos, financieros, económicos y jurídicos que impactan a los beneficios de largo plazo para la seguridad social.
  • Normas y convenios internacionales en materia de pensiones.
  • Pensiones en Iberoamérica: origen, desarrollo, reformas y situación actual.

Perfil del candidato

Profesionales de instituciones relacionadas con la seguridad social del sector público o privado; así como del ámbito académico y de investigación; representantes y miembros de organizaciones sindicales y patronales y legisladores con formación en Ciencias Actuariales o habilidades y disposición para conocer elementos técnicos (actuariales, demográficos, económicos y financieros) que conciernen a los seguros de pensiones.